6 de septiembre de 2012

Así se distribuyen las distintas versiones de Android entre los terminales


Así se distribuyen las distintas versiones de Android entre los terminales:
Unos de los mayores problemas de Android, desde el punto de vista de los desarrolladores, es la fragmentación. La llegada de la versión 4.1 mejor conocida como Jelly Bean, incluyó una nueva variable a tener en cuenta y luego de dos meses de su presentación vale la pena revisar cómo están las cosas.
Recientemente el sitio Android Developers, reveló estadísticas que reflejan la distribución actual de las diferentes versiones del popular sistema operativo móvil tomando como muestra los datos de los dispositivos que visitaron la tienda de aplicaciones de Android, Google Play, durante los días comprendidos entre el 21 de agosto y el 4 de septiembre.
Android - Distribución de Versiones
Como se puede apreciar en la imagen, Jelly Bean ya comienza a aparecer en los números y se encuentra instalado en poco más del 1% de los dispositivos Android. Un número que puede parecer bajo después de 8 semanas en circulación y considerando el esfuerzo que muchos fabricantes y operadoras están haciendo para llevar la última versión del sistema operativo a los dispositivos compatibles.
También podemos apreciar que más del 55% de los dispositivos Android aún funcionan con Gingerbread, mientras que Ice Cream Sandwich está apenas por encima del 20%. Lo que a resumidas cuentas indica que entre estas 2 versiones cubren casi el 80% dentro de un total de 8 versiones de Android que han visto la luz de manera oficial.
Por su parte, Honeycomb es una versión que ha pasado por más pena que gloria, aunque vale la pena recordar que ésta va orientada hacia el segmento de las tablets y que realmente los fabricantes nunca se la tomaron muy en serio. Basta con darle un vistazo a las ofertas del mercado para darnos cuenta que aún se ofrecen tabletas con Gingerbread, mientras que los más “innovadores” se han decantado por ofrecer Ice Cream Sandwich.
Al que llama mucho mi atención que Froyo, sumado a las versiones anteriores a ella, aun esté presenten en poco más de un 18% de los terminales, un número bastante importante y que habla claramente de lo fragmentado que continua el mercado.
En mi opinión, aún es muy temprano para someter a Jelly Bean a un juicio -justo-, pues esta versión prácticamente necesita de una nueva generación de dispositivos (que ya comienzan a estar disponibles) que puedan aprovechar al máximo sus beneficios y darnos a los usuarios una buena experiencia de uso. Habrá que esperar uno 3 meses más para evaluar nuevamente la situación y ver si finalmente Jelly Bean logra tener el éxito esperado, algo que dependerá directamente de estos nuevos dispositivos que he mencionado, pues los que tienen ya instalado Gingerbread o Ice Cream Sandwhich, difícilmente puedan actualizarse a una versión superior, al menos de manera oficial y sin sacrificar rendimiento.
Publicar un comentario